Compartir en:

¡Tiemblan las empresas de search engines! Les diré lo que Google y otros motores de búsqueda no quieren que sepas.

La gente cree que los buscadores web trabajan con complejos algoritmos digitales. 

En realidad cuando haces una búsqueda (por ejemplo, “restaurantes de ensaladas en Villa Linda”) ese mensaje es memorizado por pequeños microorganismos que se alojan en tu computadora o móvil. Estos organismos transmiten el mensaje telepáticamente a alturas estratosféricas.

buscadores3

Un microorganismo captador de búsquedas dentro de los cerebros electrónicos, amplificado varias miles de veces. Algunos gruñen.

Allí son recibidos por gaviotas y otras aves en permanente vuelo (sí, los transcriben en el aire) y los llevan en sus picos a los “receptores”, generalmente acures o guinea pigs. El roedor de turno lo revisa (para evitar “trolling”) y escribe una nota.

El acure lo escribe en un post-it y se lo entrega a un ornitorrinco (llamémoslo “anunciador”). El extraño anunciador corre con la nota buscando a los “curiosos” disponibles.

Los “curiosos” son sobre todo monos capuchinos, anguilas terrestres y osos tropicales en escritorios de roble atestados de papeles, de máquinas de escribir y de calculadoras de manivela. 

Un curioso revisa la nota, la anota y envía a curiosos junior a revisar en los archivos, que son grandes bibliotecas con gavetas, separadores, carpetas y documentos diversos. Los curiosos juniors o incluso seniors revisan los ficheros para hacer el match, que anotan en libretitas.

Si los curiosos no encuentran una búsqueda repetida o similar informan al anunciador y éste emite una orden para buscar la información fuera del castillo de Piedra Pómez donde estos animales trabajan 24 horas al día (por turnos, claro, no crean que carecen de sindicatos y leyes laborales).

Eso nos lleva a los simuladores, normalmente loros antárticos que han trabajado con piratas en alta mar o a veces son perros escritores tan pequeños como un dedo pulgar.

Escriben, describen y dibujan en grandes pergaminos, mapas y modelos cómo podría ser el lugar físico donde ocurre la búsqueda o el objeto de la búsqueda. Esos pergaminos son transportados por elefantes enanos y saltamontes gigantes hasta los “constructores”.

buscadores-escritores

Un perro enano matemático que calcula la resistencia de las paletas de helado.

Los planos son la base de grandes instalaciones hechas con paletas de helado, para simular cómo se verían los restaurantes de ensaladas en Villa Linda desde el aire.

Siempre se ha sospechado que esta preferencia por las vistas aéreas se debe sencillamente a que a los exploradores les encanta volar. Un capricho, pues.

En el planetoride las arañas sin duda son las constructoras de estas maquetas que entretienen a hormigas y topos y a lo lejos delfines de río que las replican bajo el agua.

buscadores-spiders

Araña arquitecto. Cuando se le ocurre una buena idea, se enciende el bombillo y como no tienen luz eléctrica pública, se ven obligadas a ser geniales todo el tiempo.

Entonces entran en acción los exploradores, casi todos insectos, para que vuelen a los lugares reales de la búsqueda. Esos insectos registran todo con pequeñas cámaras Polaroid y producen fotografías en celulosa que deben verse con microscopio. Cuando los insectos no pueden penetrar llaman a los nanogatos que, no se sabe cómo, siempre lo logran (a pesar de su hedonismo y completo desprecio a seguir órdenes).

Esos miles de mosaicos son llevados al Castillo de Pómez a depósitos tan grandes que a veces hay nubes en el techo.

buscadoresPomex

Una sección del Castillo de Piedra Pómex, desde el asteroide que circunda la Tierra.

Ahora ¿por qué las búsquedas suelen ser tan rápidas? Pues se debe a que el Castillo de Pómez está enclavado en un asteroide que circunda nuestro planeta a velocidades inimaginables.

Es un asteroide labrado por delfines y lechuzas entrenados en la industria relojera. El planeta tiene unos ejes para que pueda girar en distintos sentidos. ¿De dónde viene la energía para que gire a altas velocidades? Muy sencillo: decenas de miles de hamsters que corren en esferas de plástico al compás de música 24×24. Claro que se cansan, pero son sustituidos cuando cumplen su ciclo.

El agua pulverizada que expulsan las ballenas negras del Gran Lago de Palabras crea una atmósfera gaseosa que oculta toda esta maravilla a los ojos externos. De esta forma el cuerpo asteroidal gira a miles de revoluciones por segundo y transcurre en una dimensión diferente a la nuestra.

Diagrama que muestra el 1% de los cálculos que hace un delfín para figurarse si en Villa Linda venden limonada hecha con limones verdes o amarillos.

Diagrama que muestra el 1% de los cálculos que hace un delfín para figurarse si en Villa Linda venden limonada hecha con limones verdes o amarillos o ambos. El cuadrante J5 lo dice todo.

Dentro de las estructuras hay canales con agua: una red de ríos artificiales cuyo fin es transportar los barquitos de papel en los que doblan.

Una silla y una casa de paletas de helado. Son referenciales porque las del planetoide de animales son exactas a su modelos.

Una silla y una casa de paletas de helado. Son referenciales porque las del planetoide de animales son exactas a su modelos.

Cada hoja de un barquito desdoblado es colocada una detrás de otra, unidas con tirro para que formen una tira gigantesca que llega al Castillo de Pómez.

Lo demás es el mensaje de vuelta a los micro organismos en su computadora, que despliegan los resultados digitando cada 0 y cada 1 a velocidades cercanas a la de la luz.

Todos los buscadores usan este sistema, solo que unos lo usan mejor que otros. Espero haber despejado dudas. La industria informática jamás revelará un secreto como el que les he contado. Preparo un próximo reporte sobre cómo funcionan las redes sociales.

Ah y algo más: Si buscan esta verdad en los buscadores… No la encontrarán.

 

 


encuentrosenelvortice-portada

Encuentros en el Vórtice (2012)

(Editorial Amarante, España). Una colección de siete relatos sobre un hombre que resuelve con metafísica su imposibilidad de orinar; otro que, de niño, fue visitado por un emisario del futuro. Un taxista que llevó, sin saberlo, al peor pasajero imaginable. Una rebelión mundial pero momentánea de los espejos del planeta. Un alma atormentada por la música irrefrenable de sus adentros… y otras historias inesperadas.

El libro puede adquirirse en:
Amarante: en e-book (ePub en €).
Amazon: versión Kindle.

Si se baja en formato ePub y quiere visualizarse en la PC o laptop, basta descargar el lector gratuito de Adobe.

Compartir en:

Commentarios de Facebook

Comentarios