A la medida

A la medida

Compartir en:

De niño, en Macuto, le pregunté un día a mi mamá

cuánto medía un kilómetro. Estábamos en mi casa natal. Mi mamá, en vez de salir del paso (“son mil metros”) me dio una referencia que podía entender: “Un kilómetro es la distancia, más o menos, hasta la casa de Paulita”. Paulita era una tía. Rodé bicicleta hasta allá y sentí la distancia en los cauchos de mi vehículo, la viví (el cálculo no es exacto pero equivale a casi 80% de un kilómetro real).

El caso es que “kilómetro” pasó a ser en mi mente “paulita”. Un kilómetro igual a un paulita. Dos kilómetros, dos paulitas. Me decía: “El Salto Ángel mide casi un paulita de alto”. Y en los cartelones de la carretera: 100 km se transformaban en 100 pls.

Compartir en:
Las Leyendas Urbanas y una cadena de errores

Las Leyendas Urbanas y una cadena de errores

Compartir en:

Desde “Bill Gates donará 5 centavos a [cualquier caridad de 1995] por cada email que usted envíe a un amigo…” hasta más recientes como “Estalla el implante de una mujer mientras hace un selfie para Instagram”, las leyendas urbanas son la sustancia de lo que llamamos “conversación de social media”, invaden todos los espacios como una realidad paralela, falsa por supuesto pero dada por hecho en un mundo donde la gente lee una línea o menos de un texto y aprueba, comparte y comenta como si hubiera leído una enciclopedia al respecto.

Compartir en: