Pascualino y el Jardín del Diablo

Pascualino y el Jardín del Diablo

Compartir en:A Faitha Nahmens Pascualino  nunca había vivido tan adentro en la selva, al menos 7 kilómetros de Taborda, el pueblo más cercano, al borde de la carretera costal-fluvial. Pero en esa selva son enormes las distancias porque nunca se va en línea recta y el...
En posesión de sus facultades

En posesión de sus facultades

Compartir en:1. La Caracas de 1910 era tranquila y fría. Esa ausencia de ciudad dejaba colar frescas bocanadas de El Ávila, la principal tracción era de sangre y había muy pocas construcciones mayores de dos pisos. Las noches eran frías y tenuemente iluminadas. Ese...