Inmortalidad: te quiero, no te quiero…

Inmortalidad: te quiero, no te quiero…

Compartir en:Como las verdades individuales difieren tanto de las sociales, cada ser humano termina siendo un componente del inconsciente colectivo, una percepción para los demás y, por ende, una especie de mito. Cada persona vive su vida como quiere pero su porvenir...