Los Placeres de la Mano en la Palma del Mundo

Los Placeres de la Mano en la Palma del Mundo

Compartir en:Cuento cuasi porno Hace años L. era un adolescente de carne y hueso, es decir, dominado por las hormonas y la incertidumbre. Su interés o normal obsesión por el sexo no eran compensadas en la realidad. Una vez visitó un prostíbulo pero su susto le impidió...