Dados en ofrenda

Dados en ofrenda

Compartir en:Buscando otra cosa encontré tres libretas y dos cuadernos, no tocados por más de sesenta años, en una cómoda atestada de peroles en el sótano. Indagué con mi tía abuela Crista, la dueña de la casa, pero sólo atinó a decirme que jamás las había visto o no...